lunes, 3 de febrero de 2014

LEEUWENHOEK. Un nuevo mundo microscópico.


Antonie Van Leeuwenhoek (1632-1723) era un mercader de Delft  sin formación académica, pero en sus ratos libres se dedicaba al pulido de lentes y a la fabricación con ellas de microscopios simples con los que llegó a obtener hasta 300 aumentos.
Con estos primeros "microscopios" Leeuwenhoek estudió la trama con que estaban fabricados los tejidos con los que comerciaba y observó por vez primera bacterias y protozoos, que él denominó "animáculos pequeñísimos", pudo también ver espermatozoides humanos y de otros animales, glóbulos rojos de la sangre, capilares sanguíneos, rotíferos, las piezas bucales de los insectos,....... Publicó mas de 100 artículos en la Royal Society de Londres y alcanzó reconocido prestigio entre los científicos de la época. Sus trabajos fueron alabados por la Reina de Inglaterra y Pedro el Grande de Rusia.
El descubrimiento del microscopio supuso un paso de gigante en el desarrollo de la Biología y el nacimiento de una nueva disciplina que hoy en día tiene una enorme trascendencia en el ámbito de la salud, la Microbiología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario